THE STATE OF MEN

A mí lo que me gusta es transformar ideas en empresas

Fotografía by Joi [CC BY 2.0], via Wikimedia Commons

Empresas como ya.com, Jazztel o Tumblr seguramente les sonarán, pero a lo mejor no saben quién es la mente detrás de estas y otras compañías. Hoy, hablamos con el empresario argentino Martin Varsavsky sobre cómo emprender, su secreto para dirigir a más de 10.000 empleados y una de las posibles causas por las que a los españoles se nos den tan mal las entrevistas de trabajo.

Pregunta Tom Black: ¿Quién es Martín Varsavsky?

Respuesta Martín Varsavsky: Un emprendedor impaciente que quiere que las cosas funcionen mejor.

TB: ¿Por qué un argentino que ha pasado media vida en EEUU vive ahora en España?

MV: Por el estilo de vida. Aquí se puede trabajar y crear valor porque hay un equilibrio entre un buen estilo de vida y la creación empresarial. En EEUU es muy fácil crear empresas pero es difícil tener un buen estilo de vida y en Argentina es complicado crear empresas. Entonces, España, está en mitad del camino.

TB: ¿Crees que para un joven es fácil irse a EEUU y crear una empresa?

MV: Conozco españoles que se fueron a EEUU y les fue muy bien, incluso mucho mejor de lo que les hubiera ido aquí, sin duda. Me parece que el aprendizaje lleva quizás dos años.

TB: Más que como empresario, te defines como una persona que hace rentable una idea. ¿Desde cuándo tienes esa inquietud?

MV: A mí lo que me gusta es transformar ideas en empresas, concretamente, ya sea ideas de otros como el caso de ya.com, que lo que yo hice fue transformar algo que ya existía en internet en inglés, o la idea de Fon, una idea original, patentada, que tuve y transformé en una empresa.

TB: Defines tu primer gran negocio con lo que hiciste en un edificio del SoHo. ¿Qué se te pasó por la cabeza en ese momento?

MV: En ese momento estaba impulsado por una necesidad de tener dinero porque se había muerto mi padre, yo tenia 22 años, una carga financiera enorme y empecé haciendo lo de los logos más que nada porque me parecía el camino más corto para poder ganar dinero.

TB: Con 24 años, ya habías ganado 12 millones de dólares. ¿Cómo es posible?

MV: Bueno, lo que no se cuenta en esa historia son las 50 personas o bancos que me dijeron que no. Lo que pasa es que, con que solo uno te diga que sí, ya está.

TB: Si tuvieses que dar un consejo a un emprendedor, ¿qué le dirías?

MV: Debería tener tenacidad, ingenio y habilidad vendedora o comercial. Saber vender, tener creatividad, ser tenaz y ser buen vendedor, que es la parte que más cuesta a los españoles, que ven vender como algo denigrante y es algo que se nota en las entrevistas de trabajo.

TB: Como creador de ya.com, Phone, inversor en Tumblr, si dirigir a 10 personas ya es difícil, ¿cómo es dirigir a 10.000?

MV: El tema de dirigir mucha gente tiene que ver con tener un grupo de gente cercana a ti que sabe dirigir a los demás, es decir, la clave es delegar. No se trata de relacionarse con todo el mundo pero sí de enterarte de lo que pasa. Es mantener tu relación con 10 y que esos 10 dirijan a los demás.

TB: ¿Qué se siente al vender una empresa a la que has dedicado años y años de esfuerzo y trabajo?

MV: Hay gente que se hace preso si no las vende nunca, como Michael Dell, a quien le ha ido increíblemente bien. Yo no creo que mi capacidad sea escalar empresas sino hacer algo de la nada. Yo las vendo porque creo que el comprador va a hacer un mejor trabajo. A mí lo que más me gusta es el momento inicial, cuando hay poca gente, cuando se trata de estar haciendo algo.

TB: ¿Y qué se siente al venderla por 1.000 millones?

MV: Muchas veces, es sorpresa y, en general, cansancio, porque en ese momento te quedas muy cansado. Entonces yo, cuando he hecho esas cosas, me tomo un tiempo libre después para pensar qué otra empresa voy a hacer.

Pero hay dos momentos en la vida de un emprendedor exitoso: la primera es cuando vas de la nada a tener algo suficiente como para vivir el resto de tu vida y, después, el placer profesional. También se siente un poco de pena, como cuando un hijo se gradúa en la universidad; es una mezcla de orgullo y tristeza.

TB: ¿Cómo se elige al inversor adecuado para que una start-up crezca?

MV: Eso es como elegir a la novia adecuada, es decir, una mezcla de las posibilidades que tienes y la química. Tiene que ser una persona que uno respete mucho, no que diga sí a todo, pero no que diga no a todo, y especialmente que uno respete a esa persona intelectualmente.

Comparte