THE STATE OF MEN

Si quieres ser emperador, se emperador

Hablamos con Álex de la Iglesia, director, guionista, productor, genio y sobre todo defensor de la cultura libre. Nos cuenta su particular visión sobre su trabajo y sus referentes y cómo después de la experiencia vivida en TomBlack, él también quiere ser un TomBlackStyler.

Pregunta Tom Black: ¿Quién es Álex de la Iglesia?

Respuesta Álex de la Iglesia: un tipo que hace cine, una persona que se dedica profesionalmente a hacer películas y que intenta hacer su trabajo lo mejor posible.

TB: En internet se te describe como director, guionista, productor, genio y defensor de la cultura libre, ¿Con cuál de todas estas acepciones te quedas?

AI: Me quedo con lo de director de cine, sin duda, lo de defensor de la cultura libre es una redundancia, la cultura es libertad.

TB: Si echamos la vista atrás y nos remontamos a un Alex de la Iglesia con 15 años, ¿qué consejo le darías?

AI: Apunta siempre a objetivos imposibles, “Si quieres ser emperador, se emperador”. Cuando tengas ganas de hacer algo, si además te da miedo hacerlo, eso es lo que tienes que hacer. Di que sí a todo lo que pienses que no deberías hacer por miedo.

TB: Nosotros diríamos que eres una persona con estilo propio. ¿Cómo te definirías?

AI: La verdad es que esas cosas se perciben mejor desde fuera. Desde dentro se advierten enfermedades, manías y defectos. Creo que siempre queremos hacer la misma peli, pero hacerla bien, y cada vez que la hacemos la intentamos mejorar.

TB: El otro día tomándote medidas nos hablaste de Cary Grant ¿por qué?

AI: El mundo es un no parar de referencias repetidas. Para qué pensar en un ejemplo nuevo si al final todo se retrotrae al mismo periodo clásico. George Clooney, es un nuevo Cary Grant y Cary Grant es la comedia y la manera de hacer las cosas.

TB: Te voy a proponer tres escenas, dime qué traje llevarías para cada una de ellas. 1º El estreno de tu película. 2º Una cena romántica. 3º Una comida en la que te van a presentar a suegra.

AI: A mi estreno llevaría un esmoquin, es más, a mi primera película llevé esmoquin y fui el único, luego me llamaron pretencioso.

Para una cena romántica, me imagino una terracita en las islas griegas, llevaría un traje impecable de lino de un tono crudo, que probablemente sea el siguiente que me haga en TomBlack en mi próxima visita.

A conocer a mi suegra, sin saber cómo es, iría sin duda con traje negro con camisa blanca y corbata negra.

TB: La última vez que nos vimos, nos contaste que a falta de una hora para presentar la gala en San Sebastián, no tenías traje.

AI: Si, no ha sido la única vez que me pasa algo así. Me gusta que se me olviden las cosas, más de una vez me he ido de viaje olvidando la maleta y me he tenido que comprar toda la ropa en el destino.

TB: Después de esto, me pregunto cuántos trajes tienes en tu armario.

AI: Unos 10.

TB: Filósofo, escritor de cómics, director, productor, guionista, presidente de la academia… ¿Cuál es el truco?

AI: Plantearte claramente cosas que te van a llevar tiempo y van a salir poco rentables. Soy como mi cine, quiero probarlo y saberlo todo.

TB: ¿Qué consejo darías a un joven que lucha por un sueño con la situación en la que vivimos?

AI: No escuches a nadie, el hecho de llevarlo a cabo es un éxito, no van a ponerte nota. Hay que olvidarse de esa mentalidad del primero de la clase que busca la aprobación del profesor, porque no se trata de buscar una aprobación si no de hacer las cosas que tú quieres lo mejor que sabes.

Las valoraciones las ponemos todos, pero el resultado de una película no te lo pone nadie, ni la crítica, ni el público, ni tus padres, te lo pones tú. Hazlo, tú decides cuando empieza tu sueño, cuando acaba, y como disfrutar de él.

TB: ¿Qué es para ti TomBlack?

AI: Un sueño, una empresa que se ha ido construyendo día a día, es alguien que no se pregunta quién es o qué hace, lo hace y es así simplemente. Yo quisiera ser un TomBlackStyler.

Comparte